El caldo original

El gran misterio de la vida probablemente radique en lograr descifrar como a partir de elementos inorgánicos se pudo dar la gran transformación, en lo que denominamos química orgánica.

Los elementos constituidos de la vida están integrados por una asociación de carbono, nitrógeno, hidrógeno y oxígeno, también cuenta con la asistencia de azufre y fósforo.

La pregunta del millón es como comenzó el proceso de conversión a partir del cual se produjeron las primeras formas de vida (organismos unicelulares).

También la duda que asola la mente de los astros biólogos, es el porqué de esta combinación  abundante en el universo, no generó procesos similares en otros planetas.

Bien se puede decir que las condiciones imperantes en otros cuerpos celestes eran y son esencialmente distintas. Pero entonces porque no se desarrollaron procesos enzimáticos acordes a las condiciones espaciales imperantes en cada planeta, tal vez la respuesta sea sencilla, si se desarrollaron, simplemente, que interpretados por nosotros como cuerpos inanimados no son tales sino que responden a otro formato evolutivo, axioma de vida. No a partir del carbono, sino del sílice por citar solo alguna de las combinaciones posibles.

Fuentes: La historia de la vida, Richard Southwood

Deje su comentario

*