Invasión de roedores y enfermedad

Como en la Edad Media las ratas apestan un lugar y propagan enfermedades. Sucede en las islas que intermedian entre Victoria, Entre Ríos, y Rosario. La crecida del Paraná, ya en un nivel de alerta, ha dejado tan poca tierra firme que las ratas que pululan, en las islas se concentraron en las fracciones más secas.

Empezaron a aparecer las enfermedades  vinculadas a estos roedores: Leptospirosis, de los que se calculan una veintena de casos, y Hantavirus, con dos muertos oficializados hasta el momento.

El número increíble de roedores se debe a dos factores: es la época en que empiezan a anidar y también a que hay menos predadores naturales, como el dorado o la serpiente, que equilibraban su presencia.

Hay 450 habitantes estables en esta zona del delta del Paraná que ya recibieron instrucciones y fármacos para evitar estas enfermedades, denominadas zoonosis por su origen animal,  que ya han costado vidas y que son transmitidas por ratones a través de su orina depositada en la tierra o en las aguas.

Según una nota del diario “Tiempo Argentino”,  José Caridad, director del Hospital Fermín Salaberry de Victoria, refiere a las tareas preventivas: “Hace dos semanas comenzaron a ingresar por guardia pacientes con fiebre y síntomas compatibles con leptospirosis. Todos eran jóvenes y provenientes de las islas. Con el diagnóstico clínico y el dato de la crecida del río, comenzamos a trabajar en incentivar a los pescadores a que abandonen los lugares de isla, a los que no puedan hacerlo, que usen botas de goma y guantes, que mantengan la higiene de las manos, no dejen comida en alrededores, etc. Además, dispusimos aplicar una única dosis de doxiciclina a quienes pudieran haber estado en contacto con los enfermos”.

Prefectura, las áreas de salud de las provincias de Entre Ríos y Santa Fe recorren la zona en alerta permanente preocupados con el avance de estas zoonosis.

Deje su comentario

*