Un día para tomar conciencia

Este 27 de Marzo hubo un apagón simbólico de monumentos en todo el mundo al que se sumaron miles de personas sensibilizados con el cambio climático. Se llamó “La Hora del Planeta” y es considerado el movimiento más exitoso en su tipo que se celebra desde hace 3 años, invitando a apagar por 60 minutos las luces. 

Las propuestas de los difusores de esta acción mundial proponen formas de participación que pueden también trasladarse al resto del año como buenas ideas que cuidan al planeta: apagar luces y equipos electrónicos, colocar bombillas de bajo consumo, graduar la calefacción a 20 grados y el aire acondicionado a 24, organizar fiestas y encuentros con amigos a la luz de las velas y por último implicarse para que los gobiernos actúen contra el cambio climático.

Estas actitudes no solo representan un beneficio para el ecosistema, sino también un ahorro para todos. Un ejemplo: se había comprobado que el 60 % de los trabajadores de Ford dejaban sus computadoras encendidas cuando terminaban su jornada de trabajo. La empresa analizó la situación y aplicó un plan para que las mismas se apagaran toda la noche, el ahorro es de 1,2 millones de dólares mensuales en la cuenta de luz, pero también la reducción en casi 25 mil toneladas de dióxido de carbono a la atmósfera al año.  Para imitar.

Deje su comentario

*