Lluvias y sequías en la Argentina

El cambio climático acentuó las sequías en el norte de la provincia de Santa Fe y se perdieron 1.130.000 de cabezas de ganado vacuno entre 2007 y 2009.  Los departamentos más afectados son San Cristóbal, 9 de Julio y Vera, en ellos el destete cayó un 70% y la fábrica de terneros, que son las vacas, un 40%., por ese  motivo, el precio de la carne no deja se subir.

El mix “falta de agua y falta de pasto” atenta contra una economía tradicional de las pampas,  solo en las zonas mencionadas el negocio ganadero retocedió un 35 % en dos años.

En el 2008 los niveles de lluvia en la pampa húmeda fueron los más bajos en 47 años,  y la situación no mejoró en 209, de acuerdo a las zonas  el promedio bajó entre un 40 y 60 %, la sequía se instaló en la zona más productiva del país.

Pero cuando la lluvia aparece se hace notar, recordemos las  inundaciones enormes que sufrió en  los últimos meses del 2009  San Antonio de Areco,  allí los sectores más afectados fueron los bajos y cañadones que, luego de varios años secos, se habían destinado a la agricultura, pero en realidad siempre fueron potencialmente inundables.

La posibilidad de que los canales tengan alguna influencia en las inundaciones de San Antonio de Areco es muy poco significativa. Según  el especialista José Luis Suppicich Speroni, “los suelos estaban muy saturados luego de recibir 147 milímetros en octubre, 250 en noviembre y 276 en diciembre, totalizando 1300 en 2009”. 

Recientemente la Academia Argentina de Ciencias del Ambiente emitió un documento que insta al Gobierno a reunir información sobre las variables geofísicas, biológicas, sociales y económicas que lleven a un manejo seguro y confiable del medio ambiente, para anticipar los estragos que ocasionan estos fenómenos extremos de lluvias y sequías.

Deje su comentario

*